Isolcell

nombre de la atmósfera controlada

1958, el año de nuestro nacimiento. En la Italia del boom, ávida de nuevos estilos de vida y de consumo, decidimos desarrollar la tecnología de la atmósfera controlada para conservar las manzanas y peras producidas en grandes cantidades en nuestro país: la zona frutícola más importante de Europa. Desde entonces, nuestra evolución ha continuado en línea con las tendencias del mercado.
De una pequeña empresa familiar, nos convertimos en una empresa moderna y organizada de forma gerencial. Formamos parte de un grupo industrial encabezado por la empresa Finanziaria Unterland Spa. En la actualidad, somos considerados líderes mundiales en el campo de las atmósferas generadas modificadas y controladas. Nunca nos detuvimos.
Desde el sector tradicional de la conservación de frutas y verduras, nuestra experiencia se ha desarrollado con aplicaciones innovadoras en la industria petroquímica, farmacéutica, electrónica, naval, en el tratamiento térmico y en el corte por láser,
así como en el delicado ámbito de la conservación del patrimonio artístico e histórico y la desinfestación de productos alimentarios. En resumen, el desafío de la innovación es continuo: en Isolcell estamos listos para ampliar nuestras fronteras.

Generadores de innovación

más de 33 patentes

Siempre nos hemos orientado hacia la investigación y el desarrollo. Cada año, destinamos una parte considerable de nuestros recursos humanos y materiales al estudio de productos nuevos y a sus pruebas. Una actitud creativa que no se limita a un solo departamento. De hecho, la tendencia a resolver problemas de manera creativa se refiere, ante todo, a las personas. Una mentalidad abierta que confirman los resultados: más de 33 patentes internacionales y una gama cada vez más amplia de soluciones apreciadas por el mercado mundial.

Pero no es suficiente. Colaboramos con universidades y centros de investigación en proyectos que suelen conducir a soluciones que se pueden implementar de inmediato. Asimismo, desde el año 2000, poseemos la certificación como Laboratorio de Investigación acreditado por el Ministerio italiano de Universidades e Investigación Científica y Tecnológica.

Datos de calidad

calidad, fiabilidad y resultados

La calidad forma parte de nuestra historia. El hecho de ser durante más de 50 años un referente del sector se debe a que nuestro objetivo principal se ha mantenido invariable con el tiempo: «mejorar continuamente los estándares de calidad de los productos y servicios prestados»..

Todas nuestras actividades de diseño y producción están sujetas a restricciones fundamentales que conciernen tanto al respeto por el medio ambiente como a la seguridad: cumplimos con las directivas europeas e internacionales.
Nuestra hábil organización empresarial y nuestro enfoque en la solución de problemas nos permiten garantizar fiabilidad y resultados. La confirmación acreditada de nuestro compromiso con la calidad total es el recorrido que nos llevó a la certificación ISO 18000.

Desde el año 2001, hemos certificado nuestro Sistema de Calidad según la norma ISO 9001.

Historia

una tendencia natural a la mejora y a la evolución

Nuestra historia está estrechamente vinculada a la evolución de las tecnologías de conservación y a las demandas del mercado.
Para nosotros constituye un impulso constante para innovar, expandir nuestras experiencias en nuevos sectores y encontrar soluciones que, a veces, se convierten en un punto de referencia global.

Años 50

1958

Nace Isolcell; la primera sede se encuentra en Bolzano.
Comenzamos a producir las primeras cámaras en atmósfera controlada para la conservación de manzanas y peras en la región de Trentino-Alto Adigio. Las primeras cámaras frigoríficas herméticas a los gases se producen con láminas de aluminio bituminoso adherido a paneles de poliestireno.
Introducimos la tecnología manual de análisis volumétrico de los gases O2 y CO2 mediante la metodología ORSAT.
Ya en 1960, introducimos la primera revolución en el sector, logrando la estanqueidad de las cámaras frigoríficas mediante el uso de resina de poliéster reforzada con lana de vidrio.

Años 60

1961

Presentamos exclusivamente el primer absorbedor de dióxido de carbono con dietanolamina, regenerable automáticamente con calor, producido por el inglés Hall Thermotank; dos años después comenzaremos a construirlo bajo licencia. Gracias a los éxitos iniciales, país por país, exportamos nuestras tecnologías a toda Europa. Ya en 1963, desarrollamos y proponemos los primeros absorbedores de CO2 que funcionan con una solución de carbonato de potasio.

1965

En asociación con la empresa suiza Sulzer, desarrollamos el primer absorbedor de dióxido de carbono con carbones activos regenerables en frío, una máquina que revolucionó la técnica de absorción de C02 en aquella época y cuyo principio de funcionamiento sigue siendo hoy la base del Scrubber moderno.

1969

Isolcell concibe el DEOXO, un catalizador de combustión para la reducción del nivel de oxígeno en las cámaras de conservación de la fruta.

Años 70

1970

Perfeccionamos nuestra tecnología de catalizador para aumentar la eficiencia e implementamos un sistema de combustión de propano de ciclo abierto, denominado ISOGEN. Somos los primeros en Italia en introducir y utilizar la tecnología de paneles prefabricados (lámina-poliuretano-lámina) para crear cámaras frigoríficas en atmósfera controlada. Al mismo tiempo, desarrollamos una resina acrílica innovadora, caracterizada por una alta elasticidad y resistencia mecánica: el Isolcoat.
Gracias a sus peculiaridades y su fácil aplicación, el Isolcoat se convierte en la norma de facto, que todavía se utiliza en la actualidad para implementar la impermeabilidad a los gases en las cámaras de refrigeración y en las salas en general.

1972

Isolcell desarrolla los primeros analizadores electrónicos ultrasónicos y paramagnéticos para la medición de dióxido de carbono y oxígeno. Introducimos en Europa la automatización de los sistemas de A.C. (atmósfera controlada) mediante el uso de cuadros programadores electromecánicos.
Nos trasladamos a Laives, nuestra actual sede.

1978

Somos los primeros en Europa en tener la idea de usar atmósferas con bajos niveles de oxígeno para desinfestar los alimentos sin usar químicos, creando una metodología que se convertiría en el estándar actual para la desinfestación ecológica.

Años 80

1980

A principios de los años 80, Isolcell tiene la idea de introducir un descarbonizador aguas abajo del proceso de combustión de sus propios generadores de nitrógeno ISOGEN, creando el primer generador de combustión capaz de producir nitrógeno sin los residuos de dióxido de carbono característicos de todas las máquinas de la generación anterior; nace el NITROGEN. Una máquina que, por sus cualidades, se producirá y apreciará en todo el mundo hasta finales de los años 90.

1982

Introducimos en Europa una nueva tecnología estadounidense para la producción de nitrógeno basada en el principio de la separación molecular del aire; nace el N2 Separator, el primer generador de nitrógeno de fibra hueca que realiza la filtración molecular. En primer lugar, implementamos e introducimos en el sector de la conservación de la fruta fresca la metodología de conservación ULO (acrónimo de Ultra Low Oxygen), caracterizada por niveles de oxígeno extremadamente bajos, que permitirá triplicar el tiempo de conservación de la fruta fresca, en comparación con el almacenamiento en frío tradicional. Con la llegada del ordenador personal, comenzamos a implementar los primeros sistemas de monitorización y control en los sistemas de A.C. totalmente electrónicos. Nacen las primeras publicaciones relacionadas con el gas etileno y su efecto acelerador del proceso de senescencia en frutas y verduras. Isolcell fabrica su propia gama de depuradores químicos y catalíticos de etileno, cuyo principio de funcionamiento se empleará en las máquinas fabricadas hasta la fecha.

1984
Somos pioneros en el mundo en aplicar tecnologías de atmósfera controlada en el sector del transporte naval de fruta fresca. Isolcell comienza a producir los primeros generadores de nitrógeno con tamices moleculares con tecnología PSA (acrónimo de Pressure Swing Adsorber).

Años 90

1990

Gracias al gran éxito de nuestros PSA, rediseñamos nuestra línea de productos y creamos máquinas modulares y escalables. Patentamos el innovador sistema de regeneración de los absorbedores de dióxido de carbono mediante el uso de nitrógeno, una solución que permite eliminar la introducción del oxígeno residual de la regeneración en las cámaras frigoríficas. Los monopolios estatales eligen nuestras soluciones técnicas para eliminar las plagas del tabaco sin utilizar agentes químicos; somos los primeros en Italia en llevar a cabo la desinfestación ecológica del tabaco.

1994

Aplicando el método patentado del VSA (acrónimo de Vacuum Swing Adsorber), construimos los primeros generadores de nitrógeno con tamices moleculares de baja presión y de bajo consumo energético. Comenzamos a proponer nuestros generadores de nitrógeno en el sector vitivinícola.

1998

Desarrollamos y patentamos el primer absorbedor de oxígeno de circuito cerrado: ADOX. Se trata de una máquina que aún sigue imbatible en todo el mundo en términos de eficiencia energética. Es la solución perfecta para toda aplicación que necesite descomponer, con la máxima eficiencia, el nivel de oxígeno en ambientes cerrados.

Años 2000

2000

Evolucionamos la gama de depuradores de etileno con DEOXYL L.E. (Low Energy), una máquina diseñada para reducir drásticamente el consumo de energía del proceso de depuración del etileno.

2001

Inventamos el concepto de «protección total de bienes históricos y artísticos» para el museo arqueológico de Bolzano (Ötzi) y creamos las primeras vitrinas con atmósfera protectora, las cuales, además de controlar la temperatura, la humedad relativa y el oxígeno residual, pueden descomponer el contenido de polvo y la carga bacteriana de la atmósfera interna.

2003

Nos convertimos en socios globales exclusivos para la distribución de una tecnología revolucionaria desarrollada por el gobierno canadiense e introducimos el concepto de D.C.A. (acrónimo de Dynamic Controlled Atmosphere) en el campo de la conservación de la fruta fresca.
Patentamos un nuevo sistema de control para los absorbedores de CO2 y creamos la línea I.S. (Intelligent Scrubber). Los nuevos absorbedores pueden lograr rendimientos que anteriormente eran inimaginables. Se crea la división de Industria

2005

Nace la división de Prevención de incendios y, más específicamente, el sistema «N2 FIREFIGHTER®», que introduce la metodología de agotamiento de oxígeno para la protección de ambientes, personas y bienes.

2009

Tras cuatro años de proceso de certificación, Isolcell obtiene las certificaciones según la normativa europea para su tecnología N2 FIREFIGHTER® y el reconocimiento como fabricante autorizado e instalador de sistemas de seguridad para el gobierno austriaco.

Años 2010

2012

Isolcell introduce una nueva revolución en el mercado de la conservación de la fruta fresca: una línea innovadora de absorbedores de dióxido de carbono de alta eficiencia, denominada ECO, que reduce el consumo de energía en un 50 % en comparación con la generación anterior y que se convierte de inmediato en el nuevo referente del mercado. Al mismo tiempo, perfeccionamos el sistema de control de los generadores con la tecnología P.S.A. y patentamos el método de operación de «contadores escalonados», que permite disminuir el funcionamiento de las máquinas, reduce el consumo y logra una mejor homogeneidad en el flujo de nitrógeno producido.

2013

Desarrollamos GEN2ION, un sistema innovador de pintura con bajo nivel de oxígeno que garantiza una reducción significativa en los costes de pintura industrial, al mismo tiempo que mejora la calidad de las superficies tratadas.

2015

En el sector de museos y patrimonio histórico y artístico, presentamos el nuevo sistema integrado DAN2TE (acrónimo de Developed for Art Nitrogen Treatment Equipment) para la desinfestación y conservación de obras de arte.